Biografía de Isidoro Zorzano Ledesma

Biografía de Isidoro Zorzano Ledesma. Ingeniero Industrial. (Buenos Aires, 1902-Madrid, 1943), por José Miguel Pero Sanz.

Documentación

Libro editado por Palabra

*****

SUMARIO

AGRADECIMIENTOS

PRIMERA PARTE: DE BUENOS AIRES A LA RIOJA

Capítulo I

NACE ISIDORO, DE PADRES EMIGRANTES

Bautismo de Isidoro y Paco. Regreso a España

Capítulo II

INFANCIA EN LOGROÑO (1905-1912)

Entre Ortigosa de Cameros y Logroño. Una nueva hermanita

Isidoro, colegial. Primera Comunión

Muerte del padre

Capítulo III

ALUMNO DE BACHILLERATO (1912-1918)

Estudio exigente. Confirmación. Obras de misericordia. Vacaciones en la Sierra de Cameros

Un nuevo condiscípulo: Josemaría Escrivá. Premios en Dibujo

Fin del bachillerato. Será ingeniero

SEGUNDA PARTE: LA CARRERA DE INGENIERO INDUSTRIAL

Capítulo IV

PREPARANDO EL INGRESO (1918-1921)

1918-1919: En Logroño. Muere la abuela. Exámenes fallidos

1919-1920: A Madrid. En la Costanilla de los Ángeles

Muerte de Fernando. Regreso a Logroño

1920-1921: Todos a Madrid. Superado el ingreso

Capítulo V

PRIMEROS AÑOS DE CARRERA.

LOS ZORZANO, ARRUINADOS

Compañeros y amigos. Buenas calificaciones

Por la Sierra de Guadarrama. Trato con chicas

Soldado de cuota. «Señas especiales»

Suspenso en Física. La Dictadura de Primo de Rivera

El Banco Español del Río de la Plata

Haciendo economías

Setenta y cinco pesetas mensuales

Capítulo VI

FIN DE CARRERA

Una personalidad que madura

Sentido de la justicia. Optimista y cariñoso

Coleccionista de sellos

En la calle de Serrano. Viaje de prácticas

Padrino de boda

Por fin, ingeniero industrial

TERCERA PARTE: INGENIERO DE FERROCARRILES (1927-1936)

Capítulo VII

MADRID Y CÁDIZ

Primer trabajo: academia para futuros ingenieros

Día 2 de octubre de 1928: el Opus Dei

En la Naval, de Matagorda

Rumbo a Málaga

Capítulo VIII

EN LOS FERROCARRILES ANDALUCES

(MÁLAGA)

Nuevo trabajo y viejos amigos. Pensión «La Veleña»

La «caza» del ingeniero. Profesor de obreros

Problemas en los Ferrocarriles y en la Escuela

Las primas argentinas. Una tarjeta desde Madrid

Capítulo IX

APRENDIENDO A SER SANTO

Dificultades profesionales y económicas. ¿Qué es ser santo?

Federación de Estudiantes Católicos. Tormenta en la Escuela

II República española (14-IV-1931). Quema de iglesias y conventos. Examen de conciencia

Adoratrices. Central eléctrica en Frigiliana. Casa del Niño Jesús

El mejor huésped de «La Veleña». Comunión diaria. El padre de los pobres

Reyes de 1933. «El mejor catedrático» de la Escuela Industrial. «Don Isidoro: ¡Media cuña!» Vicepresidente de la Excursionista

Progreso interior. Atención a Barredo, en Linares. Viaje de prácticas

Verano de 1933: Junta diocesana de Acción Católica. Jubileo en Roma

Academia DYA. Elecciones de 1933

Capítulo X

1934-1936: ÚLTIMOS AÑOS MALAGUEÑOS

Trabajo en los talleres. Postergado por católico. «Revolución de octubre»: militarizado

Residencia DYA. Apuros económicos. Desprendimiento

Provocaciones en los talleres. Gimnasio en la calle de la Bolsa

Apostolado personal. En las excursiones. «Un santo». Extraño corte de pelo

Otoño de 1935: nuevo Obispo

«Descubrimiento» del espíritu de la Obra. Haciendo de «hijo mayor»

Nueva residencia y expansión de la Obra. Frente Popular. Amenazas de muerte. Cese en la Escuela. Presidente de la Excursionista. Preparativos de marcha: licencia para tres meses

CUARTA PARTE: ESPAÑA EN GUERRA (1936-1939)

Capítulo XI

ISIDORO EN MADRID

Ambiente cordial en DYA. Traslado a Ferraz 16

Alzamiento militar. Dispersión general

Persecución a la Iglesia. Se busca a Zorzano. Dos meses sin salir. Documentación argentina

Capítulo XII

POR CÁRCELES Y EMBAJADAS

Atención a la familia del Fundador. Álvaro, Juan y Chiqui, en prisión

Por San Antón y Porlier

El Beato Josemaría en el Consulado de Honduras. Prohibidas las visitas de Zorzano

Meditaciones aprendidas de memoria. Una decisión heroica: se queda en Madrid

Se marcha Ricardo y llega Juan. Apostolado con Albareda

Capítulo XIII

AL SERVICIO DE TODOS, PARA TODO

Búsqueda y distribución de alimentos

Un balance que no cuadra. Reclamación por daños y perjuicios. ¡No es argentino!

Eucaristía en la clandestinidad. Pan y vino para la Misa del Fundador

Apostolado con parientes. «Tres ramos de rosas» por Pepe. Confianza en Dios

Sacar de Madrid al Padre. Gestiones fallidas. El Fundador deja la Legación

Septiembre de 1937: con el Beato Josemaría, por Madrid. Ejercicios espirituales. Negocio de galletas. Despedida de los expedicionarios

Capítulo XIV

DIRECTOR EN MADRID

El Fundador, a Burgos, por los Pirineos, Andorra y Francia. Sentimientos de orfandad. Correspondencia Burgos-Madrid

Ha muerto el padre de Álvaro. Atención a las familias de todos. Profesor de Santiago. La difícil «intendencia»

Los refugiados quieren salir de «Honduras». Como un hermano y un padre. Cuidando a Vicente. Isidoro, en los huesos.

Fortaleciendo la fe de todos. Confianza en la oración. Un obús sin consecuencia, «gracias a José»

Una decisión tomada en la presencia de Dios: que se pasen los refugiados. Enrolamientos y deserciones. Charlas por Madrid. «Casualidades» providenciales. Dos de octubre: Álvaro se despide

Ha muerto Paco Zorzano. Preocupación por Rafa, enfermo

«Toreado» por Chiqui. Sólo queda Barredo

Petición de alimentos a Buenos Aires. Camisería de la calle Toledo. Isidoro, detenido

Sirviendo, hasta el fin de la guerra. Batalla campal en Madrid. Liberación de la capital. ¡Ha llegado el Padre!

QUINTA PARTE: TRENES Y CUENTAS (1939-1943)

Capítulo XV

JEFE DE ESTUDIOS DE MATERIAL Y TRACCIÓN

Que lo readmitan en Ferrocarriles y le abonen los atrasos. Nacionalidad argentina. Un encuentro en Las Delicias. Traslado a Santa Isabel

Reanudar la labor apostólica. Ayudando al Beato Josemaría. Gestiones económicas

Admitido en los Ferrocarriles. Jefe de Estudios. Un trabajo bien hecho. Superior muy querido. Promoviendo a todos. El ordenanza infiel. «Don Isidoro es un Santo»

De Santa Isabel a Jenner. Administrador de la Obra. Días en Albacete. Instalar la Residencia. Pobreza sin cicatería

Formando a los más jóvenes. A Zaragoza y Barcelona. Viajes profesionales para «pulsar calderas»

Capítulo XVI

COMO UN HIJO MAYOR

Madrugones. Hacer de todo el día una Misa. Espíritu de sacrificio. Una gabardina que no abriga. Vida de oración

Unidad de vida. San Nicolás. Devociones teologales. La Madre del Cielo

Pendiente de los más pequeños. Que los valencianos coman bien. Visitas históricas por Madrid. El «tío Isidoro».

Sentido del humor. Rápido, sin prisas. Gafas, fijador y paraguas

Al servicio de todos. Un sillar oculto. «Sí: conviene, conviene hacerlo así». Ejemplo vivo de fidelidad. Cariño y respeto al Padre. Doña Dolores: «Isidoro en un Santo»

«Mamá adelanta poca cosa». Gestionando una pensión para doña Teresa. «¡Haberte hecho maestro!»

Capítulo XVII

HERIDO YA DE MUERTE

«Isidoro: ya hemos empezado a sufrir». El «fondo de San Nicolás». Por la escalera de servicio. Apuros económicos. «Lo siento por los que nos persiguen». Muere la Abuela

Sentenciado: enfermedad de Sternberg. «¡Que se marche inmediatamente!» del hotel. Descansando en La Cabrera

A rastras a la oficina. «Trataba de comer una manzanica». «Yo no he puesto nunca una casa». Disimulando la fatiga

Verano-otoño de 1942. Clases en La Cabrera. Doña Teresa recupera el conocimiento. Inoportuno billete de coche cama. «A nuestro querido Jefe»

Fichero técnico. «¡Con alguien tenía que aprender!». Meditación sobre la muerte. «Señor: yo estoy dispuesto»

SEXTA PARTE: LA CASA DEL CIELO (1943)

Capítulo XVIII

«SANTA ALICIA» Y «SAN FERNANDO»

Enfermedad de Hodgkin. Anuncio de la muerte. Ofrece su vida. Intenciones para cuando llegue al Cielo

En la clínica Santa Alicia. Un tren con billete para el Cielo. Sanatorio de San Fernando. Eucaristía y vida de piedad. Trabajo.

Batalla diaria con el estómago. Bromas con el peluquero. Pendiente de todos: acompañantes, familia, enfermos y personal sanitario

Ascendido a «Ingeniero Principal». Preocupación apostólica. Una manta como la de Tutankamen. «Estar peor es estar mejor»

San Nicolás, ¿tiene o no tiene barba? Viernes de Dolores: Unción de Enfermos. Como una fiesta de bodas. «También a mí me tendrán que poner una banda»

Capítulo XIX

UNA LAMPARILLA QUE SE CONSUME

Hablando con los más jóvenes. «¡Qué terrible habría sido decir 'non serviam'!» Un libro muy pesado. Eclesiásticos edificados.

Más bromas sobre la comida. «Es inútil tratar de engañarme». Mes de mayo: una flor para la Virgen. La oración a su hora. Álvaro en Roma. Rezando por los perseguidores. Visitas de Prelados

Junio: al Sanatorio de San Francisco de Asís. Asombro del médico y de las religiosas. Arrepentido de pedir una inyección. ¡Qué enfermedad más oportuna! La presencia de Dios continua, un problema resuelto

Despedidas hasta el Cielo. Incluso colgados los cuadros. Una ficha sobre carbones. La báscula de Diego de León. «Exagera la Hermana: debe de ser andaluza»

Pruebas interiores. «Pedir mucho por mí». Desahoga el corazón. Hablando del propio entierro. Últimas confidencias con el Padre

Día 15 de julio. Última comida. Error en los turnos. La muerte de un santo: mirando el Crucifijo. Un rostro que refleja paz

Amortajado como Nuestro Señor. Velatorio. «Don Isidoro era un Santo». Enterrado con los padres del Fundador. «Si Dios quiere, puede glorificarle». Epitafio en una hoja de agenda

Epílogo

HACIA LOS ALTARES