Do you know Benedict XVI?

15 horas de trabajo, 1.000 fotografías, más de 1.400 dibujos... Varios universitarios han filmado un vídeo titulado "Do you know Benedict XVI?" que, en pocos días, ha recibido muchas visitas en la red.

Últimas noticias

Vídeo Do you know Benedict XVI?

Todo comenzó cuando decidimos presentarnos al congreso UNIV que se celebra en Roma cada Semana Santa. Ya habíamos filmado una ponencia-vídeo el año pasado y nos habían premiado por la calidad técnica, pero este año queríamos llegar a más. Somos un grupo de cinco estudiantes de la Facultad de Comunicación de la Universidad de Navarra y vamos por el Colegio Mayor Mendaur

Santi, editor del vídeo

Nuestro punto de partida era claro: producir un vídeo que mostrara a Benedicto XVI y su capacidad para transmitir grandes ideas de manera sencilla. Queríamos dejar claro que el Papa llega a los jóvenes con un mensaje renovador de mucha altura intelectual. Es decir, que no es una figura lejana, anticuada, incomprensible o anciana, sino alguien muy cercano a nosotros.

Ideas innovadoras... pero sin tiempo

Sin embargo, aún no sabíamos cómo ponerle patas a esa idea. Miguel Rojo, estudiante de tercero de Publicidad y Relaciones Públicas, no había estado con nosotros el año anterior, y tenía muchas ganas de participar en el proyecto, especialmente si nos decidíamos a hacer algo realmente creativo. Miguel es un gran dibujante y tiene unas ideas originales. 

Todo eran ideas prometedoras, pero el tiempo se nos echaba encima...

Entre él y yo fuimos madurando la idea durante algo más de un mes mientras continuábamos con nuestras respectivas carreras universitarias y otros proyectos. Como a mí también me atrae mucho el arte, optamos por crear algo que tuviera una estética innovadora, algo que nadie hubiera hecho aún para un tema en apariencia tan serio como la figura del Santo Padre. 

Pensamos en hacer “kinetic typography” (letras en movimiento con programas de efectos especiales), un vídeo en cámara subjetiva de una sola toma, animación por ordenador con Flash o 3D, animación con dibujos al estilo de Disney… Todo eran ideas prometedoras, pero el tiempo se nos echaba encima. 

La noche anterior

Llegó el día anterior a la entrega y sólo teníamos la idea inicial. Álvaro Piquer, estudiante de Periodismo, había conseguido toda la información necesaria para un proyecto de estas características: biografía del Papa, algunos de sus viajes, sus ideas principales, comentarios de otros líderes religiosos… Cada vez nos asombraba más la figura del Santo Padre, pero seguíamos sin saber qué hacer. Llegó la noche y yo estaba totalmente bloqueado y escéptico ante el proyecto. No había tiempo para ninguna de las ideas tan atractivas que habíamos tenido. Sólo quedaba un día para hacerlo.  

Teníamos ideas sobre el Papa, una cámara de fotos de un amigo y suficiente habilidad para poder hacer algunos dibujos...

Fue entonces cuando Miguel soltó lo del “Stop-motion”. Ya habíamos hablado alguna vez de eso, pero nos había parecido algo demasiado sencillo. Ahora era nuestra única esperanza. Teníamos ideas sobre el Papa, una cámara de fotos de un amigo y suficiente habilidad para poder hacer algunos dibujos. Así que nos fuimos a dormir sabiendo que el domingo iba a ser un día intenso. Eso sí, sin guión. Algo realmente horrible para la mayoría de nuestros profesores de la Facultad.

El rotulador aguantó

Sin embargo, providencialmente, todo empezó a funcionar. 15 horas de trabajo, más de 1.000 fotos y (evidentemente) más de 1.400 dibujos. De corrido, sin saber cuál sería el siguiente dibujo. Aún no sabemos cómo resistió el rotulador… 

Miguel no había estado con nosotros el año anterior y tenía muchas ganas de participar en el proyecto

Juan Camilo Pedraza nos ayudó haciendo las fotos y fijándose en la coherencia de la historia mientras Miguel y yo dibujábamos. Luego pasé las fotos a un programa de edición y todo acabó en este vídeo. Alberto Bonilla, también estudiante de Periodismo, dio con una música espectacularmente adecuada para el vídeo y fue quien lo presentó en la fase del UNIV de Navarra. Nos dieron el primer premio.

Es verdad que faltan datos y quizá no es demasiado profesional, pero creemos que esa espontaneidad es lo que da la frescura y gracia a un vídeo que, más que por el contenido, apoya al Papa con el gesto de unos jóvenes estudiantes que mostramos nuestra propia visión de su persona.

  • Santiago González-Barros