Dos buenos analgésicos

Durante muchos años he convivido a diario con el dolor de espalda al que ya me había acostumbrado. Sin embargo, en cuestión de pocos días empecé a sentir molestias en manos y tobillos. Una noche de dolor le pedí ayuda al matrimonio Alvira Domínguez.

Relatos y favores
Opus Dei - Dos buenos analgésicos

Durante muchos años he convivido a diario con el dolor de espalda al que ya me había acostumbrado. Sin embargo, en cuestión de pocos días empecé, de pronto, a sentir molestias en manos y tobillos. Necesité tomar analgésicos durante varias semanas.

Una noche de dolor le pedí ayuda al matrimonio Alvira Domínguez rezándole la oración para su devoción privada. Al día siguiente comprobé que casi habían desaparecido los dolores, incluido el habitual de espalda. Desde entonces no uso analgésicos y ya han pasado siete meses.

*****

Para enviar el relato de un favor recibido.