Mons. Ocáriz: “Nuevo dinamismo en la pastoral familiar”

En declaraciones a la agencia de noticias Zenit, el Vicario Auxiliar del Opus Dei, Mons. Fernando Ocáriz, ha señalado que "la Exhortación Amoris Laetitia promueve un nuevo dinamismo en la pastoral familiar".

Revista de prensa
Opus Dei - Mons. Ocáriz: “Nuevo dinamismo en la pastoral familiar” Mons. Fernando Ocáriz, Vicario Auxiliar de la Prelatura del Opus Dei.

Zenit 8/04/2016

Mons. Fernándo Ocáriz es Vicario Auxiliar del Opus Dei –es decir, “el número 2” de la Prelatura­­—, teólogo y consultor de la Congregación para la Doctrina de la Fe. Preguntado por el documento publicado hoy, ha dicho:

"La Exhortación Amoris Laetitia promueve un nuevo dinamismo en la pastoral familiar, y recuerda la centralidad de las familias en la nueva evangelización y en la construcción de la sociedad.

El Papa Francisco muestra que la pastoral familiar implica muchos aspectos y retos, como pone de manifiesto la misma extensión del texto. Entre estos, tras una primera y rápida lectura, me parece central el de la formación entendida no sólo como transmisión de conocimientos sino de acompañamiento a las personas, para ayudarlas a encarnar el Evangelio, y no simplemente a conocerlo.

La Amoris Laetitia recoge las animantes catequesis del Papa sobre las virtudes cotidianas de la vida familiar.

La Amoris Laetitia recoge las animantes catequesis del Papa sobre las virtudes cotidianas de la vida familiar, la caridad conyugal, las relaciones intra-familiares, la educación de los hijos, las dificultades inherentes a una familia del siglo XXI, la alegría de la convivencia y otros tantos aspectos del día a día de una familia que desea reflejar las enseñanzas y valores del Evangelio.

La llamada de Dios a la santidad es universal y actual: cada uno de nosotros, cada familia, con sus fragilidades y con la ayuda de la gracia, está llamado a una meta alta, y está convocado a acompañar a los demás en ese camino. El Papa nos invita a seguir meditando y reflexionando sobre algunas consecuencias prácticas en conformidad con el Evangelio, especialmente las relativas a las situaciones llamadas irregulares, que son muy delicadas y requerirán un serio discernimiento".