“Nos han dado su mayor bien”

Juan de la Rubia y Manuela Comos, supernumerarios del Opus Dei, han celebrado sus bodas de oro en Valencia. Uno de sus hijos, del Camino neocatecumenal, cuenta en el semanario valenciano "Paraula" algunos rasgos de la historia de su familia durante estos 50 años.

En primera persona

Mis padres celebraron su boda en la capilla del Santo Cáliz de Valencia, pero la renovación la han hecho en San Juan del Hospital. El sacerdote que ofició la ceremonia es un padre jesuita amigo de la familia. Han tenido 14 hijos, de los cuales Dios se llevó a cinco nada más nacer.

Además, a mi hermano Fernando se lo llevó a los 22 años de edad el 20 de noviembre de 1992, habiéndose encomendado a la Santísima Virgen, de la que era muy devoto. Mis padres son miembros supernumerarios del Opus Dei. Como somos tantos hermanos, hay un poco de todo. Algunos formamos parte del Camino neocatecumenal, otros son supernumerarios del Opus Dei y otros son de Congregaciones Marianas.

Ahora mis padres disfrutan de nada menos que treinta nietos, (con el último de ellos, Carlos, Dios ha bendecido a mi familia con un niño con síndrome de Down). Acaba de llegar el nieto número 31 y mi hermano Pablo y su esposa Margarita están esperando otro niño.

Mis padres tienen los dos 77 años y siempre han estado muy comprometidos con la Iglesia. Ambos han sido un ejemplo de entrega, generosidad y amor para nosotros, sus hijos, y lo siguen siendo para sus nietos.

Mis hermanos y yo les debemos mucho a mis padres, sobre todo porque nos han dado su mayor bien, según sus palabras, que ha sido la Fe. A todos nos encantaría poder seguir unidos y celebrar juntos el próximo mes de julio disfrutando de la presencia del Papa Benedicto XVI.