Sobre el mito del Grial

Preguntas y respuestas de "El engaño Da Vinci" de Mark Shea y Edward Sri, editado en castellano por Palabra.

Preguntas

¿Cuál es el mito del Grial?

El mito del Grial mantiene que José de Arimatea (que, en e1 capítulo 13 del Evangelio de Juan, visita a Jesús, y en cuyo sepulcro estuvo enterrado Cristo) toma la copa que Cristo empleó en la última Cena y recoge en ella parte de Su sangre cuando $1 colgaba de la Cruz. El Grial goza de poderes mágicolmilagrosos. Según la mayoría de las versiones inglesas de la leyenda, con el tiempo, José de Arimatea llevó el Grial a Inglaterra y lo escondió. Y este es el Grial que en la leyenda de Arturo buscan el Rey Arturo y los Caballeros de la Mesa Redonda.

En contraste con esto, figura la aseveración de El Código Da Vinci de que el auténtico Grial no es una copa, sino María Magdalena, que supuestamente llevaba en sí la sangre de Cristo en forma de un niño que llegaría a fundar una dinastía de reyes franceses.

Y ¿qué pasa con el extraño juego de palabras San Greal (Santo Grial) y Sang Real (Sangre real)? ¿No sugiere algo sobre la tesis de Broum?

No. En realidad, la expresión francesa sang royal significa «sangre real», así que el juego de palabras no existe. Además, la leyenda del Santo Grial es, de hecho, profundamente católica, pues se centra en la Eucaristía y demuestra claramente el lazo entre la sangre vertida por Cristo en la Cruz y la sangre ofrecida al mundo por Cristo en el Santo Sacrificio de la Misa. En resumen, toda copa eucarística es un Grial, y la sangre real que contiene cada una es la sangre de Jesús, el Rey de Reyes. La afirmación católica es, si acaso, mucho más sorprendente que cualquier otra historia de un vulgar encuentro romántico. Porque, en el bautismo, Cristo nos enseña que nos convertimos en miembros de Su Familia Real, con el mismo Cristo, el Hijo del Rey David, como nuestro Hermano Mayor, y Dios como Nuestro Padre.

Pero ¿qué me dices sobre todas esas extrañas claves en el cuadro de Leonardo da Vinci, La última Cena? ¿No es realmente una mujer la figura que se sienta al lado derecho de Jesús?

No. Es san Juan Evangelista, el «discípulo amado», no María Magdalena.

En ese caso, ¿por qué parece tan femenino?

Porque era un modo extensamente generalizado de retratar a la juventud en el Renacimiento. La clave para comprender La última Cena no consiste en buscar «códigos» dudosos, sino en compararla con el resto de la obra de Leonardo y con las normas de la pintura renacentista en general. Si lo haces, descubrirás que los hombres jóvenes están retratados frecuentemente con rostro femenino y cuerpo masculino. Juan, el más joven de los apóstoles según la tradición, suele aparecer retratado como un muchacho barbilampiño y, por tanto, con las mismas características femeninas tan comunes en el arte renacentista. El cuadro nos revela no que María Magdalena se haya colado en la Última Cena, sino el momento en que Jesús afirma: «uno de vosotros me entregará». Por esa razón, los apóstoles aparecen sorprendidos y hablando unos con otros en medio de una gran excitación. Como consta en el evangelio de Juan, él está sentado junto a Jesús, y entonces Pedro le pregunta por el sentido de las palabras del Señor (Juan 13, 21‑25). Esto es lo que describe la pintura, es decir, Pedro inclinándose hacia Juan para susurrarle la pregunta. La razón de que Juan esté sentado a la derecha Jesús es que, según describe la Biblia, era el "discípulo amado" y, por lo tanto, ocupaba el tradicional lugar de honor a la derecha del anfitrión. Este cuadro es perfectamente congruente con la enseñanza bíblica y tradicional ~,e la Iglesia. No hacen falta «códigos» para entenderlo.

¿Qué significa el hecho de que la forma de «V», que representa el vientre femenino y el Grial, aparezca en el punto focal de La última Cena? ¿No sugiere que eso es lo que Leonardo intenta que veamos?

Podría ser, siempre que una «V» representando el vientre femenino y el Grial estuvieran en el punto focal de La última Cena. No obstante, Brown falla una vez más en el examen académico. Un vistazo a La última Cena, a un libro o al ordenador nos muestra rápidamente que el punto focal es la cabeza de Jesús, no una forma de «V». Brown cruza los dedos de nuevo esperando que te sientas lo bastante acobardado por su erudición y aceptes su palabra sin enterarte por ti mismo.

Pero, si María Magdalena no es el Santo Grial, ¿por qué Leonardo pinta a Jesús sin una copa en La última Cena?

Por alguna razón, la gente acepta más fácilmente creer en una mentira realmente grande que en una pequeña. Brown confirma este principio con la artística afirmación central de El Código Da Vinci: que la figura sentada a la derecha de Jesús es María Magdalena y que Leonardo da Vinci retrata deliberadamente a Jesús sin una copa frente a Él con objeto de revelar la verdad oculta de que María Magdalena es el auténtico Grial, la vasija que contiene la «sangre» de Jesús en forma de un hijo. Es una afirmación de tan serias implicaciones que literalmente millones de lectores jamás piensan en hacer algo obvio: volver atrás y observar cuidadosamente el cuadro de La última Cena y contar las copas que aparecen encima de la mesa. Si lo hacemos, nos encontraremos con que hay trece copas que corresponden a Jesús y a los doce discípulos. Así que no falta una copa. Está exactamente encima de la mesa junto a las doce copas de los doce apóstoles.

*****

Los autores de este texto extraído del libro "El engaño Da Vinci" editado por "Palabra" son:

Mark Shea es el redactor jefe de Catholic Exchange (www.CatholicExchange.com) y autor de varios libros, entre ellos, Making Serse Out of Scripture: Reading the Bible as the First Christians Did (Basílica, 1999) y By What Authority? An Evangelical Discovers Catholic Tradition (Our Sunday Visitor, 1996). Vive en Seattle con su esposa y sus cuatro hijos.

Edward Sri, S.T.D., es profesor adjunto de Teología en el Benedictine College en Atchison, Kansas. Es autor de varios libros, entre ellos, The New Rosary in Scripture: Biblican Insights for Praying the 20 Mysteries (Servant, 2003). Sri es uno de los fundadores con Curtis Martin de FOCUS (Fellowship of Catholic University Students), y escribe y habla sobre la Sagrada Escritura, apologética y Fe católica. Vive en Kansas con su esposa Elizabeth y sus tres hijos.