Una ONG del Raval de Barcelona presenta sus programas en el año del Centenario

Facilitar la cohesión social de los jóvenes del barrio es el objetivo de Braval y Terral, los dos centros que ha puesto en marcha la ONG Iniciatives de Solidaritat i Promoció. Presidió el acto el presidente de la Generalitat de Catalunya, Jordi Pujol. También estaban presentes el cardenal Carles, que bendijo el nuevo local, y la concejal del ayuntamiento, Katy Carreras.

Últimas noticias

Ciento cuarenta y dos jóvenes del Raval, uno de los barrios con más demanda de acción social de Barcelona, atendidos por sesenta y tres voluntarios, participan en las actividades que la ONG Iniciatives de Solidaritat i Promoció ha puesto en marcha en sus centros Braval y Terral. El 70% de los participantes en los distintos programas de la ONG son inmigrantes. Iniciatives ha sido impulsada, entre otros, por fieles del Opus Dei, y nace unida a la celebración del centenario del nacimiento del beato Josemaría.

El Presidente de la Generalitat, Jordi Pujol, declaró delante de los más de 200 asistentes al acto, la mayor parte familias del barrio, que “la integración se hace mucho más fácilmente a partir del momento en que la persona que viene a Cataluña tiene un poco de formación y trabajo, y esto es lo que se propone esta ONG”. Añadió que “tenemos una obligación de justicia hacia todas las personas que vienen a nuestra casa”. El arzobispo de Barcelona, Ricard Maria Carles, bendijo las nuevas instalaciones de Braval, en pleno barrio del Raval.

Por su parte, la concejal del ayuntamiento, Katy Carreras, responsable del distrito donde está ubicada la ONG, subrayó que “en el Raval es necesaria esta solidaridad que surge de la sociedad civil y que cuenta con la ayuda de las instituciones públicas, para crear un barrio capaz de ser un referente en el presente y un espejo para el futuro”. Según Antoni Bosch, presidente de la ONG, “no es posible combatir a fondo la pobreza material, humana y espiritual, si las personas carecen de la educación necesaria”.

También estuvieron presentes en el acto el secretario para la Inmigración, Salvador Obiols, el secretario para las Relaciones con las Confesiones Religiosas, Ignasi García Clavel, y la presidenta de Cáritas Diocesana, Núria Gispert, además del cónsul de Marruecos, Buchaib El Jalfi. También contó con la presencia de los participantes en los programas y sus familias, así como de los representantes de las numerosas entidades del barrio y de las principales etnias y religiones que conviven en él.

La cohesión de personas de tan diferente origen –en la actualidad participan jóvenes de veinte países- se plantea, fundamentalmente, desde la formación y el deporte, como recordó Antoni Bosch. Cristina Colomer, vicepresidenta de Iniciatives de Solidaritat i Promoció, explicó los cinco programas de la ONG:

El arzobispo de Barcelona, bendiciendo la sede.

- El Programa 1@1, en el que jóvenes de hasta 16 años aprenden a estudiar, cada uno con la ayuda de un voluntario, y con el fin de evitar el fracaso escolar.

- El Programa Deportivo Multiétnico, que reúne a 89 jóvenes, de 12 nacionalidades distintas, en 4 equipos de fútbol y 3 de básquet.

- El Programa Trinitat Vella, que se realiza en la prisión de jóvenes de Barcelona.

- El Programa de Verano, de un mes de duración, y que combina aspectos culturales, deportivos y convivenciales con excursiones y actividades de conocimiento del país.

- El Programa Ocupacional, que empezará el próximo octubre, y que ofrecerá a jóvenes de más de 16 años una formación profesional básica para poderse incorporar al mundo laboral.

La nota de diversidad culinaria en el acto de presentación la pusieron las madres de los niños y jóvenes de Braval, que prepararon una merienda con variedades de sus respectivos países. La nota de diversidad religiosa la puso un muchacho de Larache (Marruecos), que cerró con un “Al·lahu Akbar” (Dios es el más grande) la bendición del cardenal Carles.