Jornada en Mallorca: "Solidaridad, el eco de un mensaje"

"Para servir, servir". Esta frase de Josemaría Escrivá encuadró la jornada 'Solidaridad, el eco de un mensaje' celebrada en Palma de Mallorca. Se habló de servicio y de cómo ponerlo en práctica.

Últimas noticias

El matrimonio de médicos formado por Cisé Mbongo y Annie Habimana Zaninka de Mbongo acudieron invitados por la Asociación Juvenil Massanella para explicar su experiencia en el Centro Médico Monkole. Este hospital -un centro sociosanitario promovido por el Opus Dei hace diez años- está situado en la periferia de la capital congoleña (Kinshasa). La actividad se organizó con motivo del Centenario del nacimiento del beato Josemaría.

La extrema pobreza y degradación en la que viven muchas personas en África, quedó en evidencia cuando el doctor Mbongo contó la anécdota de que los ciudadanos de la zona donde se abrió el hospital lo vieron tan lujoso -simplemente por el hecho de ser nuevo y estar bien dotado- que creyeron que no era para ellos y no se decidían a ir.

Para la doctora Habimana Zaninka, la responsabilidad en los problemas africanos de potencias europeas es muy clara: "En los mismos aviones en los que llega la ayuda humanitaria llegan las armas".

La médico africana relató cómo las matanzas entre hutus y tutsis (a mediados de los 90) se producían entre "personas que habían vivido siempre, que estaban casadas entre ellas" y se producían "con armas modernas que llegaban desde fuera". En este contexto de luchas dirigidas e incitadas "lo que hace falta es educación".

"Las escuelas no tienen presupuesto y los maestros se dejan corromper, y ponen buenas notas a quienes no saben leer, de forma que el analfabetismo es cada vez más profundo. Hay que apoyar a las ONG que intentan educar a la gente".

La sociedad africana, añadió, "donde se da gran importancia a la dignidad de la persona, a los hijos a los que se considera una bendición de Dios, a los ancianos -los abuelitos se consideran un tesoro-, a la vida, se ve ahora infiltrada a través de los medios de comunicación, por quienes hacen propaganda del aborto, etcétera".

Para servir, servir

También intervino Jordi Cervós, experto en Neuropatología y exvicepresidente de la Universidad Libre de Berlín. Cervós conoció y trató al beato Josemaría: "Algo que aprendimos del fundador del Opus Dei fue el sentido de servicio: 'Para servir, servir', nos decía. Nos dejó bien claro que el investigador no puede perder de vista nunca que su trabajo es un servicio a la sociedad".

Para el ponente, la clave del espíritu de servicio que animó la predicación y la vida del beato Josemaría fue su optimismo, basado en la conciencia de ser y sentirse hijos de Dios: "El optimismo del beato Josemaría fue siempre realista. Había vivido dos guerras mundiales, una civil y otras posteriores, pero nunca perdió su optimismo".

Punto fundamental de las enseñanzas del fundador del Opus Dei fue "que el progreso no debe reducirse a lo material, como pregonó el materialismo dialéctico, sino que debe abarcar la dimensión ético religiosa y cultural de la persona, conociendo los cristianos el contenido de la fe y la doctrina de la Iglesia".

"Escrivá insistía -continuó- en que la solidaridad debía comenzar con quienes tenemos más cerca. Y que la solidaridad comienza en la familia, que es su primer eslabón, un lugar en el que nunca hay que decir: 'No tengo tiempo, no tengo ganas o éste es mi espacio'".

Otros ponentes

Remedios Treviño, otra de las ponentes, es educadora social en el Centro de Servicios Sociales del Polígono Levante. Explicó la experiencia de voluntarias del Club Massanella en el apoyo escolar a niños de esa zona de Palma.

También intervino la doctora Rafaela Santos, psiquiatra y miembro del equipo del doctor Rojas en el Instituto Español de Investigaciones Psiquiátricas. Ha impulsado el voluntariado social en la universidad y ha promovido campos de trabajo en países en desarrollo. Actualmente es vicepresidenta de la ONG 'Desarrollo y Asistencia', que cuenta con 800 voluntarios en Madrid, dedicados a los discapacitados, marginados, personas solas y enfermos.

  • El Mundo. Illes Balears.