La Clínica Universidad de Navarra llega a Madrid

Con 46 especialidades médicas, las mismas que en Pamplona, el nuevo centro mantendrá idéntico modelo asistencial —dedicación exclusiva de su personal, investigación y docencia—, para beneficio del paciente.

Últimas noticias

Clínica Universidad de Navarra La Clínica Universidad de Navarra presenta en Madrid un hospital centrado en el paciente y la investigación

*****

La Clínica Universidad de Navarra abre nueva sede en Madrid el 21 de noviembre con un modelo universitario, investigador y docente, de alta resolución y centrado en el paciente.

Como suele ser habitual en el arranque de los hospitales, la apertura se iniciará con un despliegue progresivo de servicios para garantizar el cumplimiento de los protocolos de seguridad y calidad hacia los pacientes. Lo primero en funcionar serán las consultas, a continuación los laboratorios, después los quirófanos y la hospitalización y, por último, las urgencias.

Centrado en el paciente y con un marcado carácter investigador y formativo, el nuevo hospital ofrecerá atención clínica completa en 46 especialidades médicas, prácticamente las mismas que en su centro de Pamplona.

Además presentará 6 áreas multidisciplinares de interés preferente en torno a las patologías más prevalentes. Estos 6 servicios son el Instituto Oncológico, el Área de Salud de la Mujer y Pediatría, Área de Cirugía Avanzada, Área Cardiovascular, Área de Traumatología y Medicina de Deportes y la Unidad de Chequeos y de Medicina Predictiva.

Con su apertura en la capital, la Clínica Universidad de Navarra se presenta así como un único hospital con dos sedes dotado de departamentos médicos también únicos.

El modelo hospitalario de la nueva sede de Madrid será por tanto idéntico al de Pamplona, sustentado en los tres pilares básicos sobre los que se asienta la Clínica desde sus inicios, hace 55 años. Estos son: la dedicación exclusiva de su personal, la investigación biomédica traslacional y la formación por parte de sus profesionales de las nuevas generaciones sanitarias.

El hospital universitario tiene un modelo de gestión sin ánimo de lucro, que reinvierte sus excedentes sobre la propia actividad asistencial. No en vano, la Clínica es el hospital académico de la Universidad de Navarra.

Estas tres características contribuyen a que la asistencia médica de la Clínica gire alrededor del paciente, núcleo de toda su actividad, que es atendido de forma integral por equipos multidisciplinares constituidos por facultativos de diferentes especialidades.

En total, una plantilla de 500 personas que se desglosan en 130 médicos, 120 profesionales de Enfermería, 90 auxiliares, 50 técnicos, 60 personas en dietas, limpieza y ropa-lavandería y 50 profesionales de gestión y administración; que se sumarán a los 2.025 profesionales de la sede de Pamplona.

“Será la Clínica Universidad de Navarra de siempre, pero ahora también en Madrid”, atestigua su director general, José Andrés Gómez Cantero. “Queremos estar más cerca de nuestros pacientes y poder ofrecer en la capital un modelo asistencial diferente, caracterizado por un trato humano exquisito y una medicina de precisión, en equipo y de total confianza”, subraya.

El nuevo centro hospitalario se ubica sobre una superficie total de 46.000 metros cuadrados, 35.000 de ellos construidos, frente al edificio de postgrado que la Universidad de Navarra construye actualmente en su campus de Madrid.

La nueva sede hospitalaria se localiza en la Calle Marquesado de Santa Marta, número 1, junto a la Avda. América, paralela a la A2, tan solo a 10 minutos del aeropuerto y a 20 de la estación de tren de Atocha.

Seis áreas prevalentes

Para impulsar su carácter multidisciplinar, la sede de la Clínica en Madrid ha articulado una gran parte de su asistencia en torno a seis grandes áreas médicas de especial interés para dar respuesta a las patologías más prevalentes.

A saber: el Instituto Oncológico Universidad de Navarra, el Área de la Mujer y Pediatría, Área de Cirugía Avanzada, Área Cardiovascular, Unidad de Chequeos y Medicina Predictiva y el Área de Traumatología y Medicina Deportiva. Las áreas incorporarán la asistencia de todos los especialistas que deban estar involucrados en la atención de cada caso particular.

Además, todas ellas se sustentan en el Área de Enfermería de Alta Especialización, integrada por personal especializado en más del 90% de sus 120 profesionales. De hecho, la Clínica Universidad de Navarra se mantiene, en sus dos sedes, como el único centro español con la práctica totalidad de su personal de Enfermería especializado.

Cada disciplina médica estará liderada por especialistas de reconocido prestigio del ámbito de la sanidad española, en la línea de un modelo asistencial reforzado por la dedicación exclusiva de sus especialistas “lo que permite ofrecer a los enfermos un diagnóstico en menos de 24 horas e iniciar tratamientos de forma rápida y eficaz y coordinada”, destaca la directora de la sede de Madrid, la Dra. Esperanza Lozano.

Entre los profesionales que se incorporan al nuevo centro figuran los doctores Luis Chiva (Ginecología y Obstetricia), Antonio González (Oncología Médica), Bernardino Miñana (Urología) y María José Cuadrado (Reumatología). Todos ellos son especialistas con dilatadas experiencias profesionales tanto del ámbito nacional como internacional.

Así, este modelo asistencial permite prestar a cada paciente el tiempo y recursos necesarios, a la vez que posibilita abordar las enfermedades de forma integral mediante la colaboración entre especialistas. “El trabajo en equipo aporta grandes ventajas para el paciente, ya que tendrá un médico de referencia y todos los demás profesionales que colaboran en el diagnóstico y tratamiento reportarán al médico responsable”, añade.

Tecnología más precisa y eficaz

La nueva sede está dotada de equipos de medicina con tecnología de última generación para el diagnóstico y tratamiento de enfermedades.

Así, incorpora una resonancia magnética de 3 teslas del modelo Magnetom Vida, adaptable a cualquier biotipo corporal, la primera de estas características que se instala en España.

Otro de los equipamientos diagnósticos más relevantes es el sistema Symbia Intevo Bold, que incorpora tecnología xSPECT, único en España. Ofrecen una información más precisa de órganos y estructuras anatómicas más complejas.

También incorpora dispositivos innovadores que ajustan el tratamiento contra el cáncer en fase temprana. Destaca el nuevo sistema PET-TC(Tomografía por Emisión de Positrones) y el equipo de Tomografía Computerizada Somatom Drive. La doble fuente de este TAC permite una caracterización total de los tejidos, con muy baja dosis de radiación.

La nueva sede de Madrid albergará además un quirófano híbrido Artis Pheno-Arco en C robotizado para angiografía y Hemodinámica.

Para el tratamiento de tumores con radioterapia externa, el acelerador Elekta Versa HD en su último modelo de mayor precisión contra el cáncer: minimiza la radiación en el tejido sano.

Características de la nueva sede

El nuevo hospital está dotado de siete quirófanos para cirugía mayor, 74 camas para ingreso hospitalario, UCI y UCI de neonatos y 14 salas de radiodiagnóstico.

Cuenta además con un edificio destinado a consultas de todas las especialidades médicas y con un Hospital de Día de Oncología dotado de salas individuales para la administración de los tratamientos quimioterápicos a los pacientes, preservando su intimidad.

Otra de las plantas alberga los principales equipamientos de diagnóstico por imagen (TACs, RM, PET-T, xSPECT…), mientras que los aceleradores lineales y otros equipos de radioterapia se ubican en un edificio específico. El total de la superficie se completa con un cuarto inmueble destinado a instalaciones de mantenimiento. Todo el complejo consta de zona interior de aparcamientos.

En el diseño de las nuevas instalaciones se ha pensado en el confort del paciente y sus familiares, de modo que se ha primado la comodidad y los espacios agradables con luz natural. La distribución de los servicios y los flujos de movimiento se han diseñado con el objetivo de reducir los desplazamientos de los pacientes y los tiempos de espera.

Preservar la intimidad de los usuarios del nuevo hospital y aumentar su bienestar ha sido uno de los aspectos más cuidados, estableciendo una circulación de personas que evita el contacto visual con los visitantes y con el personal externo al hospital. La dirección de obra ha correspondido al arquitecto Juan Miguel Otxotorena, profesor de la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Navarra.

La nueva sede es una promoción de la empresa Inversiones Tirema S.L.U., propietaria de los terrenos, que la alquila a largo plazo a la Clínica, y asume también la construcción del edificio con un presupuesto estimado de 60 millones de euros. “Los equipamientos médicos y mobiliario del hospital son aportados por la propia Clínica con una inversión estimada de 25 millones de euros”, explica el director general de la Clínica.

Para facilitar el acceso a los servicios médicos de la nueva sede, la Clínica ha alcanzado acuerdos con varias aseguradoras, entre las que destacan Acunsa, Mapfre, DKV, Sanitas, Cosalud, Cigna y Nueva Mutua Sanitaria (antes Musa). Los asegurados deberán preguntar a sus respectivas compañías el grado de acceso a la Clínica en función de su cobertura contratada.

Centro investigador y académico

La sede madrileña de la Clínica, al igual que la de Pamplona, será un hospital académico e investigador. El nuevo centro promoverá ensayos clínicos y proyectos de investigación biomédica aplicada a las enfermedades de difícil diagnóstico y tratamiento.

Se impulsarán nuevas investigaciones a través de una Unidad Central de Ensayos Clínicos que actualmente gestiona en Pamplona un total de 325 investigaciones clínicas, muchas de ellas en el campo de la oncología, cardiología y neurología entre otras especialidades.

“Aspiramos a generar conocimiento para revertir el rumbo de las enfermedades. La innovación incrementa la posibilidad de dar respuesta, a través de técnicas y tratamientos punteros, a las necesidades de cada paciente”, explica el director médico de la Clínica, el Dr. Jesús San Miguel Izquierdo.

Gracias a esta vocación investigadora, la Clínica desarrolla líneas de investigación traslacional, cuyos resultados son rápidamente aplicables en la mejora de la salud de los pacientes.

Los médicos trabajan coordinados con los investigadores del Centro de Investigación Médica Aplicada (CIMA) de la Universidad de Navarra, centro en el que actualmente trabajan más de 300 investigadores de 17 países diferentes.

Como ejemplo de esta colaboración destacan los ensayos clínicos, pieza clave para la búsqueda de nuevas alternativas. De hecho, el número de estas investigaciones en la Clínica se ha incrementado de manera relevante en los últimos años y a día de hoy es el hospital privado que más ensayos clínicos promueve de España.